En el “mundo de las redes sociales” existe una forma universal para valorar pensamientos, comentarios o imágenes… el famoso “Me gusta”, “Favorito”, “Recomendaciones”, “+1”, etc.

 Pues bien, me basaré en este simple esquema:

 “Me gusta” vs “No me gusta”

 A modo de “una de cal y otra de arena” para presentar una serie de reflexiones personales sobre el pádel. Para contextualizar, soy jugador amateur, de mediana edad,  con un nivel medio-bajo (en realidad, como dirían en mi pueblo, un auténtico “paquete”):

  • “ME GUSTA” el sentimiento de HERMANDAD que el pádel genera en las personas. Nosotros como “animal social” necesitamos ese sentimiento de pertenencia que dé sentido a nuestras vidas… el pádel, como otras muchas aficiones, es perfecto para ello, une a personas muy variopintas, de diferente carácter y con diferente modo de entender la vida… posibilita un espacio común de diversión, vida saludable y lo que es más importante, AMISTAD, gracias al pádel he podido conocer grandes personas, compartir muy buenos momentos y aprender mucho de los demás …

  •  “ME GUSTA” la RELACIÓN DE PAREJA. Una buena y sana “relación de pareja” es imprescindible para disfrutar del pádel y mejorar. Aprendes a ponerte en el lugar del otro, empatía pura y dura… una cuestión que en la sociedad muchas veces brilla por su ausencia…

 

  • “ME GUSTA” la BUENA RIVALIDAD. He encontrado muy buenos rivales: atentos, constructivos, respetuosos… cuestión totalmente compatible a que te “metan” un 6/0, 6/0 y tengas que “pasar a cuatro patas bajo la red”… es simplemente deporte… debemos tratar de ser deportistas siempre, en la vida y en la cancha, en lo dulce de las victorias y en lo amargo de las derrotas… todos hemos reñido alguna que otra vez con nuestros rivales por culpa de una bola dudosa, un grito malsonante o un gesto fuera de lugar… vamos a “tener un poquito más de correa” y no sentirnos ofendidos tan rápido… y cuando haya polémicas, que sin duda las habrá, tratar siempre de resolverlas de forma civilizada y razonada.

 

  • “ME GUSTA” el CUARTO SET. Acompañado de nuestra fiel compañera “rubita fresquita post-partido” (llámese Cruzcampo, Alambra o cualesquiera de sus presentaciones) el pádel provoca siempre debates, conversaciones, piques sanos tras la “batalla deportiva”… ¡Me encanta!

 

  • “ME GUSTA” el PADEL MIXTO. Incomprendido por muchos, que sí, que es difícil, que hay hombres que pegamos pelotazos mal dados a la zona de la mujer o bolas cortaditas a mala leche… Que hay mujeres que se enervan porque sus parejas son “unos buenazos” que hacen menos daño que el “pescao en blanco” a la mujer de la pareja rival, y muchas otras cosas por el estilo. Yo veo el pádel mixto como una fiesta perfecta para que ambos compartan, no como una guerra de sexos. 

  • “NO ME GUSTAN” los EGOS DESMEDIDOS. El pique sano y de alguna manera constructivo es muy interesante, divertido y necesario. Todos somos al final competitivos y nos gusta mejorar, avanza y ganar. Pero algunas veces pienso que traspasamos los límites cuando aparcamos a un lado la HUMILDAD y nos autoconsideramos mejores de lo que realmente somos, está bien querernos un poquito, pero cuidado con pasarse… ¡Gestionemos bien los egos en el pádel amateur!

 

  • “NO ME GUSTA” el ABUSO ENTRE COMPAÑEROS. La incomprensión ante el fallo (hay muchos que solo vemos o ven los ajenos, nunca los propios), los malos gestos, malos modales, malas palabras… No fallamos porque nos da la gana o por faltar al respeto a nuestro compañero, fallamos por muchos y muy diferentes motivos: impericia, nervios, malos días, etc. Errar es humano.

 

  • “NO ME GUSTA” que las PAREJAS SENTIMENTALES NO PUEDAN GESTIONAR EL HECHO DE SER PAREJAS TAMBIÉN EN EL PADEL. Que sí, que ya sé que “las confianzas dan asco” y que cuanto más uno quiere a la otra persona más exige y exprime. Pero si dos personas tienen una relación de pareja, se quieren y son capaces de criar hijos, firmar una hipoteca o montar un proyecto de vida común, cómo no van a poder respetarse y disfrutar juntos de un deporte tan divertido. Hay hombres/mujeres que dentro de la pista son encantadores con las mujeres/hombres de los demás y con las suyas/suyos auténticos maleducados… “curioso este síndrome de Dr. Jeckyll y Mr. Hyde”

 

  • “NO ME GUSTA” quealgunos NO PODAMOS ADAPTARNOS A JUGAR A DISTINTOS NIVELES DEL NUESTRO. A todos nos gusta jugar con gente de nuestro mismo nivel o uno superior, para mejorar y aprender. Pero todos hemos sido también en algún momento “nivel iniciación”, creo que no debemos decir siempre NO a jugar con rivales a priori inferiores, nos sorprenderíamos con los buenos ratitos que podemos echar y la ilusión que le provoca al otro jugar contra ti.

  •  “NO ME GUSTA la EXCUSITIS AGUDA. Enfermedad habitualmente diagnosticada en el mundo del pádel. Sus síntomas son la repentina tentación de echarle las culpas de nuestros errores a una serie de factores externos: presión de las bolas, iluminación de la pista, viento, pala, humedad en los cristales,… En definitiva, las condiciones son las mismas para los cuatro, vamos a adaptarnos a ellas y a tratar de disfrutar lo máximo posible. Para esta enfermedad la única cura son “pastillas de humildad”, de esas que no hay en las farmacias.

 

REFLEXIÓN FINAL

Para mí siempre ganarán los “Me gusta” frente a los “No me gusta”.  El pádel es sinónimo de vida saludable, deporte, amistad y superación. Todo es positivo. Los que algunas veces sacamos los pies del tiesto somos las personas, que como bien sabemos, tenemos fallos por doquier. Respetemos siempre para que nos respeten también a nosotros y sobre todo, disfrutemos de nuestro deporte, de la vida, de los hombres y mujeres (personas) y viceversa…